LoadingAñadir a la playlist

Pocas cosas han emocionado más a los amantes de la interactividad, que la ebullición del documental de realidad virtual, este formato está permitiendo el desarrollo de estrategias inmersivas que refuerzan el engagement con las historias. El Storyteller siempre ha deseado abstraer al público de su realidad, el hecho de poder sumergirse en una historia, y que esta se convierta en tu realidad por un rato, es el objetivo de todos los realizadores audiovisuales, escritores o directores de teatro. Sin embargo, con los canales tradicionales como el televisor o el ordenador, el espectador es un voyeur, que tal como en Rear Window se asoma a otras realidades.
virtual-reality-1389032_1920

Pero ¿qué pasa cuando todo lo que te rodea es parte de esa realidad paralela? se da la sensación de presencia, en la que se tiene la percepción de estar presente físicamente en un mundo virtual, en la que la realidad simulada es percibida como real. Esto dota a la realidad virtual de características realmente potentes para contar historias. Si bien esta tecnología se percibe como costosa, esto no es del todo cierto, es posible disfrutar de dispositivos de realidad virtual para todos los gustos y bolsillos.

Comenzamos por Google Cardboard, la aplicación de Google que funciona con gafas de cartón de menos de 5 euros. Esta aplicación es de libre descarga y cuenta con decenas de aplicaciones de realidad virtual que pueden correrse en móviles de una gama relativamente alta. Cuenta con una amplia base de desarrolladores y ofrece varias plataformas en las que podemos disfrutar de cortos documentales interactivos que reseñaremos más adelante.

Google-Cardboard

Otro dispositivo es Google Daydream, la progresión de Google Cardboard que cuenta con gafas más potentes y una prometedora plataforma de aplicaciones. Lamentablemente, las gafas, por ahora, sólo son compatibles con Android 7.0 Nougat, con el que cuentan pocos móviles actualmente. Sin embargo, Google pretende posicionarse con este dispositivo y alcanzar parte de la cuota de mercado de Samsung Gear VR.

daydream

Los dispositivos de Samsung Gear VR fueron uno de los primeros de baja gama en salir al mercado y cuentan con una plataforma importante de aplicaciones. Han tenido una potente promoción con los móviles Samsung Galaxy S7 y S8 y son fruto de una colaboración entre Samsung y Oculus, la compañía insignia de realidad virtual, comprada recientemente por Facebook. Una de las limitaciones de estas gafas,  es que sólo permiten interacción a nivel de la navegación, tienen sensibilidad a los movimientos de la cabeza, más no en el desplazamiento por el espacio, y mucho menos permiten detectar elementos como las manos e incluirlas en la experiencia. Son los dispositivos más populares con más de 4.5 millones de dispositivos vendidos en el año 2016.

Samsung_Gear_VR_(15060706109)

Ya en una gama más alta, podemos disfrutar de Playstation VR, dispositivo que funciona con las unidades de Playstation 4 y que tiene un costo que ronda los 400 euros. A partir de aquí el motor de las gafas pasa de ser el móvil a ser un dispositivo mucho más complejo. Este ha sido el segundo gadget de realidad virtual más vendido en el año 2016 con 750.000 unidades en todo el mundo. Las ventajas son evidentes, compatibilidad con juegos de la plataforma Playstation y gráficos mucho más más potentes.

playstation

Seguimos con la marca insignia de la realidad virtual, Oculus Rift, como bien dijimos previamente, Oculus está también detrás de Samsung Gear VR, pero las gafas insignia de esta compañía son las Oculus Rift, estos dispositivos cuentan con un increíble sistema gráfico, pero funcionan sólo con ordenadores de alta gama y tienen un costo de 600 euros. Estos factores han frenado la venta del dispositivo a unos 400.000 dispositivos, de acuerdo con Expansión. Sin embargo, la plataforma de Oculus cuenta con cientos de aplicaciones y el apoyo de Facebook, el gigante que está invirtiendo en espacios sociales con avatares que simulan al usuario en realidad virtual.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cerramos con HTC Vive, quizá las gafas más potentes, cuentan con sensores de movimiento en el espacio y mandos que permiten realizar acciones dentro del “mundo virtual”. Estas gafas rondan los 800 dólares y sólo funcionan ordenadores de última generación, pero definitivamente, valen la pena. De acuerdo con Expansión, este año se han vendido 500.000 dispositivos.

HTC_Vive_

Chris Milk ha sabido aprovechar este potencial en el proyecto Within, una aplicación fantástica de realidad virtual disponible para la mayoría de los visores. En ella podemos disfrutar de iniciativas de no ficción interactivas fantásticas, a las que dedicaremos nuestra próxima entrega.

within

Valentina Moreno

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.